LAS CATARATAS DEL IGUAZÚ, EL LUGAR IDEAL PARA MI LUNA DE MIEL.


La Luna de Miel es un viaje fascinante e irrepetible. Con mi esposo, teníamos desde hace tiempo el sueño de conocer las Cataratas del Iguazú y ese fue el destino elegido para nuestra Luna de Miel.

Las Cataratas del Iguazú conforman un espectáculo único de la naturaleza, considerado como una de las grandes maravillas del mundo por su belleza natural indescriptible, mezcla de impresionantes vistas, sonidos y emoción. Apenas llegamos, quedamos maravillados por los grandes ríos, la tierra roja y la selva virgen cubierta de árboles gigantes, con flora y fauna extraordinarias.

El primer día de nuestra estadía, tomados de la mano, comenzamos nuestro recorrido por las pasarelas del Parque Nacional Iguazú. A nuestro alrededor estallaba el misterio de la vida: los simpáticos monitos saltaban de rama en rama, bulliciosos e inquietos, sorprendiendo a todos con sus piruetas. Los pájaros llenaban el aire con sus trinos melodiosos. Luego, nos sorprendió el gracioso desfile de una familia de coatíes, que despertaron a su paso las más divertidas sonrisas.

Al final de la pasarela nos aguardaba una espectacular vista de la Garganta del Diablo. La violencia arrasadora con la que se precipitan las aguas de estas enormes cascadas naturales es un espectáculo sobrecogedor. El  vapor provocado por la caída del agua produce una niebla permanente, en la cual los rayos solares conforman múltiples arco iris de insuperable hermosura.

Por la noche volvimos al Parque para recorrer las pasarelas a la luz de la luna. La mágica aventura de compartir esta vivencia única dentro de un entorno de ensueño fue sin dudas una experiencia deliciosa que quedó grabada a fuego en nuestra memoria como uno de los recuerdos más emocionantes de nuestra historia en común.

Al día siguiente, nos aventuramos en una travesía por la selva misionera para realizar avistaje de aves. Ante nuestros ojos se desplegó un espectáculo imponente: la impactante presencia de varios estratos de vegetación superponiéndose desde el suelo hasta las altas copas de los árboles, la profusión de enredaderas de todo tipo y tamaño, las cuales crean un intrincado y enmarañado soporte para numerosas epífitas que cuelgan de todo lo que les puede brindar algún tipo de soporte; proporcionando el espacio de contención para numerosas especies de aves multicolores.

Las excursiones de avistaje se realizan muy temprano por la mañana, momento del día en el cual las aves salen en busca de alimento. El espectáculo que nos presentan las primeras horas del día, con la luz del sol fluyendo a través del follaje bañado por las gotas del rocío, se ve realzado por la presencia de las aves que comienzan sus rutinas diarias. Nuestros sentidos, ya casi atrofiados por la vida urbana, se aguzaron mágicamente y fue entonces cuando comenzamos a distinguir la belleza de un plumaje, la melodía de un canto, la delicada gracia de un vuelo.

Es por todo esto que las Cataratas del Iguazú es uno de los lugares más increíbles del país y un destino ideal para compartir un momento romántico. A cada paso, en cada sendero, vas a encontrar algo que llama a detenerte, a contemplar y hasta por un momento, a ser parte del espectáculo natural.

Maria Yanina Chilese

Ejecutiva de Ventas

METROPOLITAN TOURING ARGENTINA

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Follow

Get every new post delivered to your Inbox.

%d bloggers like this: