La Experiencia Amazónica-Viajando como un Rolling Stone!


Inkaterra Reserva Amazónica

Viajera: Cristina Bustamante

Marketing manager en Metropolitan Touring Peru

La Selva Amazónica es para mí es uno de los lugares más asombrosos y mágicos que he podido visitar en el Perú; y es que una vez que la visitas, te atrapa el calor de su gente, los sabores exóticos de su comida, y sobre todo los brillantes colores de sus paisajes; lo que hace que solo quieras volver una y otra vez.

En esta oportunidad decidí ir a Puerto Maldonado; hogar de una de las reservas naturales más importantes del mundo gracias a su gran biodiversidad, la Reserva de Tampobata, donde está ubicada Inkaterra Reserva Amazónica. Recientemente este eco-lodge a recibido al famoso músico Mick Jagger, por lo que podríamos decir que visitar la selva del Perú es viajar como un Rolling Stone!

Día 1

Salimos de Lima a las 5.20 en un vuelo de 2h 45 min a Puerto Maldonado, con escala en Cusco. A mi llegada nos esperaban los representantes de Inkaterra, quienes  nos trasladaron hacia la Casa de las Mariposas donde nos recibieron con un fresco jugo de maracuyá antes de hacer el check in. Luego, tuvimos tiempo de visitar el mariposario y ver toda clase de mariposas revoloteando a nuestro alrededor.

Después de un viaje de 10 minutos llegamos al Puerto Jetty para realizar un viaje en bote de 45 minutos hacia el albergue, donde el personal nos recibe nuevamente con una bebida helada; y nos dirigen hacia nuestra cabaña.

La habitación era realmente hermosa, contaba con todas las comodidades y amenities de primera sin perder el toque local, y siempre cuidando los estándares ambientales.  Luego de refrescarnos, descansar y disfrutar del almuerzo, empezamos con las actividades….

Al ser primer día, decidimos hacer una caminata de reconocimiento por los alrededores del lodge. Aquí pudimos  conocer muchas de las plantas y árboles de la región, mientras el guía nos contaba el uso que les da la comunidad. Luego de la caminata; decidimos descansar un rato  en la zona de hamacas del albergue, con una vista impresionante, frente al río Madre de Dios.

Por la noche; nos embarcamos en una paseo más emocionante, una excursión por el río de noche. Preparados con nuestras linternas en mano; y cámaras de foto atentas, recorrimos los márgenes del río buscando búhos, ronsocos y caimanes. Nosotros no tuvimos tanta suerte ésta vez; y solo avistamos unos pequeños caimanes. Lo que si vimos con claridad fue el cielo totalmente iluminado con las estrellas del hemisferio Sur.

Al final del día, disfrutamos de la cena y nos dirigimos a descansar y disfrutar de la paz y tranquilidad de nuestra habitación.

Día 2

Nos levantamos muy temprano a disfrutar de un delicioso y energizarte desayuno; para luego  dirigirnos nuevamente al bote que nos llevaría hacia la Reserva Nacional Tambopata. El viaje de 30 minutos nos permite tomar muy buenas fotos del paisaje. Al llegar, realizamos una caminata de hora y media por la selva, donde logramos ver loros, guacamayos, mariposas entre otros hasta llegar al Lago Sandoval.

Desde aquí tomamos una canoa y rodeamos el hermoso lago, observando aves como el shanshos y garzas, monos aulladores, y hasta un caimán en el centro del lago! El paseo dura alrededor de hora y media bajo el sol; por lo que es recomendable llevar bastante agua y utilizar mucho protector solar.

Regresamos al albergue para refrescarnos y disfrutar del almuerzo.

Por la tarde, elegimos visitar el canopy; un sistema de puentes colgantes a más de 28 metros de altura! Caminamos sobre las copas de los árboles, disfrutando del aire fresco y las maravillosas vistas. Esta actividad no es recomendable para quienes temen a las alturas, ya que los puentes se balancean de una lado a otro mientras uno camina. Desde aquí logramos ver a la tucaneta y algunos monos que saltan tímidos de árbol en árbol ante nuestra presencia. Luego de sacar unas buenas fotos, volvemos al lodge.

En nuestra última noche en el albergue, decidimos relajar y solo disfrutar de una exquisita cena y de las bebidas amazónicas preparadas por el barman, donde conversamos con una familia que también se hospedaba en el lodge. Los niños estaban admirados con la cantidad de insectos y animales que vieron en sus excursiones.

Día 3

Llegó el día de despedirnos de Inkaterra Reserva Amazónica. Antes de partir, nos embarcamos en una última excursión a la quebrada Gamitana. En ésta oportunidad, compartimos la excursión con un grupo de simpáticos españoles, con quién compartimos bromas y experiencias del viaje. Luego de caminar por aproximadamente 1 hora por una chacra modelo, donde vemos monos; plantas, frutos, etc, llegamos al punto donde debíamos elegir si íbamos en una sola canoa, acompañados por el guía, o si nos aventurábamos a remar solos…y decidimos claro ir por un poco de aventura! A pesar de que el agua estaba tranquila y el nivel no estaba muy alto, mantener la canoa derecha fue más difícil de lo pensado, quedándonos encallados en más de una oportunidad. Sin embargo, valió totalmente la pena, fue una experiencia única.

Para terminar, regresamos en bote al albergue; a refrescarnos, recoger nuestros últimos bolsos y trasladarnos de regreso a la civilización.

Con mucha pena, pero con la felicidad de haber estado en una de las zonas naturales más preciadas e importantes del mundo, regresamos a la selva de cemento, a la ciudad de Lima; pero con muchos lindos recuerdos y maravillosas fotografías de éste mágico viaje!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Follow

Get every new post delivered to your Inbox.

%d bloggers like this: