Una ‘Taza Sin Fondo’ de Sabor – El Triángulo del Café en Colombia


Hacienda Venecia, Manizales, en el Eje Cafetero de Colombia

Su taza de café por la mañana, o el espresso al final de la cena, no volverán a ser los mismos luego de viajar al Eje Cafetero en Colombia.

Si es un aficionado al café, esta región le producirá la misma sensación que cuando tenía seis años y entraba en una ulcería.  Ese mismo sentimiento de deleite, en cada curva. Café, cafecito, tinto, cortado, machiatto, cappuccino, latte, mochaccino… Rico, negro, aromático.  ¡Una taza sin fondo de sabor!

El Triángulo del Café lo forman tres capitales departamentales – Pereira, Manizales y Armenia – entre los pliegues y ondulaciones de la cordillera del Pacífico del oeste central colombiano.  Esta parte de los Andes nunca es plana,  nunca es monótona.  No existe ninguna carretera recta.  Es como el opuesto topográfico de Holanda.  Las distancias son engañosas.  Una población que se ve cercana, quizás a 20 minutos por carro, toma realmente alrededor de dos horas en caminos sinuosos para llegar a ella.  Es una tierra arrugada, rugosa, agreste.  Los flancos de las montañas descienden desde cumbres nevadas, que se alzan hasta los 5.000 metros, como los dedos gigantes de un nigromante que quiere agarrar esta tierra para llevarla a su corazón.

En los valles más bajos, cada loma y colina, montículo y depresión del horizonte está cuidadosamente cultivado.  Un poco más alto, se han cortado los árboles para dar paso a pastizales, la hierba recién cortada de un verde casi fosforescente.  La región posee gran exuberancia, ya sea natural o hecha por el hombre.  Es ese resplandor vibrante que uno solo encuentra en el Trópico.

Juan Pablo Echeverri catando cafe

Pequena casa campestre de la Hacienda Venecia

Al lado este del Triángulo, cerca de Manizales, escondida en un hondo y empinado valle, cuyas laderas producirían vértigo a un pastor galés, está la Hacienda Venecia.  El camino de tierra que conduce a ella desde la ‘autopista del café’, curva, gira y vibra mientras se desciende 400 metros hasta una altura de 1500 metros sobre el nivel del mar, para finalmente llegar al lecho de un río y ascender un tramo para llegar a la propiedad.

Una casa blanca y simple, rodeada por árboles centenarios, plantaciones de arbustos de café y el canto de las aves, dan la bienvenida al visitante.  La propiedad ha pertenecido a la familia de Juan Pablo Echeverri por más de 45 años.  Luego de servirnos una taza del mejor café de la hacienda, que nos pone en onda, Juan Pablo comienza a contarnos sobre la historia, las variedades, procesos y productos de su mundo del café.  Un mapa nos muestra el trayecto de la pepa desde África a Europa y a las Américas.  Los granos frescos son examinados y tostados en un tostador especial, se intenta percibir los distintos aromas desde diminutas botellitas, se discute su consistencia, la bebida se sorbe para estimular el paladar, la taza perfecta surge desde una cafetera italiana.

Visita a la plantacion de la Hacienda Venecia

La lección sigue luego en el exterior, en el aire fresco y aromático, cuando Juan Pablo se adentra entre las nítidas filas de la plantación de arbustos de hojas brillantes, haciendo frecuentes pausas para explicar puntos de interés en el proceso de cultivo.  Nuestra visita es en febrero, y los arbustos están floreciendo, sus ramas más altas buscando la luz con sus brillantes flores blancas que parecen jazmines, y cuyo perfume se percibe en toda la plantación.  Emergemos por un sendero que desciende bordeando el Río Rosario que fluye montaña abajo hacia el Pacífico y lo cruzamos por un puente colgante.

En esta parte baja de la hacienda, Juan Pablo explica cómo se procesan las pepas y nos cuenta sobre la maquinaria, la certificación y los cuidados que se requieren para transformar la fruta del arbusto en el precioso grano apetecido por los conocedores del café.

Cerca de los edificios donde se procesa el grano, sobre una colina, está la hermosa casa de la familia, la típica casa de plantación de café de fines del siglo 19, pintada de blanco con acentos de rojo vibrante.  Hacia el lado oeste, la baranda hace eco del murmullo del agua del río, con hamacas colgadas de sus postes de madera, sofás y sillas de colores tropicales bañados por la luz de la tarde.

En la casa principal

Esta es la casa de huéspedes principal de la hacienda.  La madera oscura del piso de sus barandas exteriores, que da acceso a habitaciones cómodas y sencillas, se aviva con docenas de coloridas orquídeas.  Es un estilo de alojamiento B&B, donde los huéspedes comparten la casa con Juan Pablo y su familia cuando no están viajando y están en la hacienda.  La piscina ocupa el jardín del lado este, y también un área para parrilladas.  Un laguito, patrullado por una docena de gansos y patos, está en una esquina del perfecto jardín; jacintos y heliconias florecen con colores intensos entre la sombra que proyectan los árboles cubiertos de orquídeas.

En una visita típica a la hacienda, los huéspedes almorzarían aquí.  Pero nosotros estábamos con un horario diferente y ya era el atardecer cuando iniciamos la caminata de vuelta a la casa blanca de la entrada (que es también una casa de huéspedes más económica, con una pequeña piscina).  Las montañas se tiñeron de dorado a negro.  La niebla se extendía como velo por los valles más bajos y el río.  Los fragantes arbustos con sus ramas entrelazadas lucían de color esmeralda, las hojas de los cafetos resplandecían brillantes.

Llegamos a la casa, acalorados por la caminata cuesta arriba.  ¿Una última taza de café? preguntó Juan Pablo.  Era ya tarde y realmente teníamos que regresar.  Pero cuando se está en una de las mejores plantaciones de café del mundo, realmente uno no puede negarse.  Es como volver a estar en la dulcería cuando uno tenía seis años.  En el Triángulo del Café, no sólo se trata de una ‘taza sin fondo’, sino de una copa que rebosa.

Para más información sobre los itinerarios de Metropolitan Touring en el Triángulo de Café de Colombia, visite:http://www.metropolitan-touring.com/content.asp?id_page=3051

Para mas imagenes de la Hacienda Venecia y del Eje Cafetero de Colombia, ver esta galeria: http://www.flickr.com/photos/metropolitantouring/sets/72157626176790436/show/

Para mas informacion sobre la Hacienda Venecia, ver www.haciendavenecia.com

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: