La magia de Los Potreros, una auténtica Estancia Argentina


Enmarcada por las verdes y suaves montañas de las Sierras de Córdoba, Los Potreros brinda una experiencia profunda y auténtica sobre los aspectos relevantes y la vida cotidiana de una estancia típica en Argentina.

Luego de 40 minutos de viaje desde la ciudad de Córdoba, llegamos esa mañana de domingo a la estancia, con la inquietud y ansiedad de saber que nos esperaba un grato día por delante.

Fuimos recibidos por sus propios dueños, quienes nos esperaban con abundante desayuno argentino…Café con leche, Jugo de naranja y unas deliciosas facturas caseras dentro del antiguo casco de la estancia, sentados en unos acogedores y mullidos sillones alrededor de un hogar a leña.

Luego nos dirigimos a la cancha de polo, donde pudimos ser espectadores de lujo de un vibrante partido entre huéspedes ingleses y parte del staff que finalmente terminó con todos felices:  1 a 1.

El mediodía se mostraba con un sol pleno y radiante. Los colores de los pastizales y enormes eucaliptos se fundían en un paisaje que no podíamos dejar de admirar.

La mesa se encontraba servida bajo una sombra reparadora donde un asado criollo era nuestro plato principal, acompañado de exquisitos vinos. La cordialidad y gentileza de nuestros anfitriones hacían gala de una marcada vocación de servicio, donde la calidad y la atención personalizada eran los rasgos distintivos en cada vivencia que compartíamos.

Un postre tradicional de queso y dulce de membrillo fue el cierre de este gran almuerzo y esto dio paso a escuchar la guitarra de un auténtico cantor serrano.

El atardecer temprano nos sorprendió con destrezas de los caballos Peruanos de Paso y sus jinetes, quienes nos permitieron montar y experimentar la sensación de un trote único y sofisticado.

Un dejo de nostalgia nos invadió por momentos, queriendo ser parte aunque sea por unos días de ese mundo tan distinto a nuestras urbes. Un mundo donde uno se encuentra con la naturaleza, las tradiciones y la excelencia de un servicio acorde a la belleza que circunda la estancia. Un lugar en el mundo…

Cajamarca, Patrimonio Histórico y Cultural de Las Américas


Por: Faride Atamirano – Metropolitan Touring Perú

Nuevo destino, nueva aventura… esta vez al Patrimonio Histórico y Cultural de Las Américas, escenario del “encuentro de dos mundos” uno de los episodios más trascendentales de la historia.

Cajamarca se encuentra ubicado al norte del Perú, en la cadena occidental de los Andes y abarca zonas de sierra y selva, primer productor de oro en el Perú, cuarto en el mundo.

Solo tenemos un fin de semana para explorar este territorio, no habría tiempo para descanso. Llegamos en uno de los 02 vuelos diarios a Cajamarca, lo más temprano posible para aprovechar al máximo el tiempo. Desde que bajas del avión el olor a pino, eucalipto, tierra mojada, aire puro despiertan tus sentidos y tus ganas de explorar.

La primera visita fue a la Granja Porcón, ubicada a 30 km al norte de la ciudad de Cajamarca (1 hora en auto aproximadamente). La Granja Porcón es el ejemplo exitoso de una cooperativa en pleno funcionamiento. Sus miembros han decidido abrir las puertas al turismo y permiten apreciar su forma de vida y participar en las labores agrícolas, ganaderas y forestales, además, se puede disfrutar de caminatas por el bosque y el campo. Tienen un zoológico muy completo y productos lácteos a buenísimos precios.

Por la tarde visitamos la Granja La Colpa, famosa por una de las actividades más curiosas de la zona. Cada día a las 04:30PM llaman a las vacas por su nombre para ser ordeñadas, un golpe de látigo en el aire pone alertas a las vacas, quienes de manera aun no explicable reconocen su nombre y una a una se van colocando en sus respectos lugares para ser ordeñadas, felizmente no había una llamada Faride…

Al día siguiente, lo más esperado del viaje: KUNTURWASI.

Kuntur Wasi, se encuentra en la sierra norte (04horas por una carretera nueva hecha por la minera Yanacocha) cruzando hermosos bosques de pino. Es una estructura ceremonial construida, renovada y modificada sucesivamente por varias sociedades, en un período que comprende aproximadamente desde 1200 a 250 a.C. En 1989 la Universidad de Tokyo, liderada por Yoshio Onuki, realizó los hallazgos funerarios de la élite, y se rescataron numerosas piezas de orfebrería: collares, coronas, orejeras, pectorales repujados y pequeñas cabezas trofeo, todas ellas de oro (se dice que es el oro más antiguo del Peru). Además, se puede visitar el sitio arqueológico (muy parecido a Tiawanacu) y el museo de sitio.

El tercer y último día estaba destinado a la visita de CUMBEMAYO.

Cumbemayo, fascinante bosque de piedras, esta Ubicado a 20 Km. al suroeste de la ciudad de Cajamarca, a 45 minutos en auto aproximadamente, a 3,500 msnm.

Es considerado como una de las más notables obras de ingeniería hidráulica de América Precolombina hecha por la cultura Cajamarca, construida aproximadamente 1000 años antes de Cristo y se mantiene intacta hasta el día de hoy.

Esta misma tarde regresamos a Lima, cansados pero con los pulmones limpios de tanto aire puro.

P2PM8T39365T