Segunda Erupción del Volcan Fernandina en las Islas Galápagos


Por:  Capitán Christian Cuvi Rinsche

Erupción del Volcán en FernandinaRelato del Capitán del M/N Santa Cruz, Sábado 11 de Abril del 2009.

El día de ayer, Sábado 11 de abril del 2009, recibimos una llamada de alerta de la Costera Ayora Radio, por canal VHF 26, donde anuncia la navegación con precaución, debido a la actividad del volcán Fernandina, donde el BAE Orión reporta haber observado abundante flujo de lava al mar por el lado SW.

Imagínense ustedes semejante noticia. Hemos zarpado entonces de Isla Floreana, a las 20:05 horas de la noche, máquinas a toda su fuerza, con el fin de alcanzar Punta Cristóbal al SW de Isabela a las 02:30 en la mañana del Domingo, y de acuerdo a lo que podamos observar desde allí, decidir si navegaríamos por el Este o el Oeste de Fernandina.

Pasando 10 millas al sur de Puerto Villamil, el resplandor de Fernandina era visible, y al llegar a Punta Cristóbal, decidimos definitivamente que aquello valdría la pena. Llegamos a la altura de Cabo Hammond alrededor de las 05:00, donde bajamos marcha a muy despacio avante, y mientras amanecía: ¡ todos nuestros huéspedes despiertos ! De hecho, las fotos que envío me las obsequió un huésped Portugués, quien tenía una cámara de verdad, no como la mía, que no es digna de este relato…

Cuando amaneció, y debidamente evaluada la situación, con el medidor digital de temperatura en la mano, decidí acortar la distancia al sitio donde la lava se precipitaba al mar, formando un formidable revoloteo de gas rojizo, incandescente, que luego se transformaba en un perfecto y amenazador cúmulo de blanco puro, que se expandía, y subía a especia de hongo nuclear: paralizante, bellísimo, no apto para cardíacos. Pero pese a lo cautivador y extraordinario del evento, no deje de tomar mis precauciones, como analizar previamente la fuerza y dirección del viento, la corriente y la temperatura del mar -para lo cual tenía en mano el medidor digital de expedición-. Tenía de todas maneras el temor, de que un acercamiento indebido, podría al cambiar el viento, lanzarnos ese vapor hirviendo, con lo cual quedaríamos todos escalfados. Los mismo sucedería con nuestras máquinas, si no monitoreábamos constantemente la temperatura del agua, o un cambio de corriente. Nos acercamos hasta 2 cables ( 0.2 de milla o 360 metros ). La temperatura del agua fue subiendo paulatinamente de 19 grados hasta 25 grados, y algo de brisa ácida, nos mostraron el momento de mantener distancia. La lava entraba al mar en latitud 0° 26.1′ S y 91° 37.6′ W, 2 millas al NW de Cabo Hammond.

Y fue así, así como pasó… Qué suerte la nuestra, que suerte la del Santa, que maravilla….

Una vez anunciado el desayuno, seguimos viaje a Punta Espinoza, donde llegamos a las 08:45, para cumplir nuestro itinerario sin contratiempos. Les comento como curiosidad, que allí tuvimos otra erupción, pero esta vez de huéspedes en el puente de mando, ansiosos de llamar por teléfono a sus familias, para anunciarles su inolvidable aventura.

Un gran cumulo de vapor blanco se ve desde Punta Espinoza, como invitándonos nuevamente a hacerle honores al gigante.

Lindo regalo de pascuas.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Follow

Get every new post delivered to your Inbox.

%d bloggers like this: